Instagram

Saliendo a comer con niños

February 8, 2019

 

Empezaré diciendo que: 

 

Soy de las mamis que les encanta involucrar a sus hijos en cada actividad que haga. Yo sé que a veces hay cosas que es mejor hacerlo sin ellos. 

 

En mi caso, en la mayoría de ellas, no me queda otra alternativa más que llevarlos conmigo a donde vaya.

 

(Si, es verdad que ahora que estuve en Lima, aproveché algunas veces el estar con mis papis para escaparme en salidas con amigas, pero fueron pocas, muy pocas.)

 

Yo creo que con Luca ya no habría ningún problema. Pero Roco es otra cosa. 

 

No creo que lo he dicho públicamente, pero por si no lo saben, aún sigo dando pecho a Roco. 

 

Claro, tiene sus ventajas. La leche materna es lo mejor que le puedo dar a mi hijo; pero también hay algunas “desventajas”. Como esta por ejemplo: no poder salir sin ellos. 

 

No me lo tomen a mal. Ya les dije arriba que me encanta hacerlo... aunque después termine arrepintiéndome.

 

Yo seeeeee, puede sonar un poco cruel, pero...

 

Los niños se aburren rápido (y al decir rápido, me refiero a que solo aguantan 15min sentados). 

 

Siempre que llegamos a un restaurante, todo bien (durante los 15’), pero de ahí empiezan a transformarse (aburrirse).

 

Es ahí cuando mi frase de siempre sale a flote: “respira, siempre serás mamá”.

 

Ahora que tengo dos hijos, creo que ya ando media preparada para estas ocasiones. 

 

(Se agradece también cuando los restaurantes piensan en eso y tienen cositas para ayudar a mantenerlos entretenidos en lo que toma que llegue la comida a la mesa)

 

Mis 5 consejos para esas veces en las que NO QUIERES ARREPENTIRTE DE HABER SALIDO CON ELLOS son:

 

1. Lleva snacks (y agua)

Ya se que van a comer, pero ellos no pueden esperar, necesitas algo para mantenerlos distraídos hasta que traigan la comida.

 

2. Dales algo para jugar

Yo siempre cargo juguetitos chiquitos en mis carteras/bolsos/mochilas.

Aquí también cuenta las hojas y colores/crayones que te dan en el restaurante. 

 

3. Relájate 

Tranquila! Créeme que no eres la única que pasa por esto. Los niños son así, pero es solo temporal. 

 

4. Ten un As bajo la manga

El mío es mi celular (algunas mamás me van a crucificar por decir esto). Mi último recurso y para que yo también pueda disfrutar de mi comida, es ponerle un vídeo en mi celular. Funciona! Y si me va dar unos minutos de “tranquilidad”, no me opongo. 

 

5. Ir acompañada de otro adulto

De hecho que este punto es necesario. Ya sea para que te ayudé distrayendo a uno de ellos o para que lo chequee mientras llevas al otro al baño.

 

Y listo! Ahora sí, ya no hay excusa para disfrutar de su salida con los chiquis. 

 

*Fotos: del día que fuimos a comer al restaurante Las Bolena (Miraflores - Lima, Peru)

 

                                          Cindy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

CAR LOVERS AT HOME?

August 6, 2019

LO MEJOR QUE PUEDO COMPARTIRLES

July 8, 2019

1/15
Please reload